¿Cuáles son las verdaderas intenciones del Reino de Marruecos respecto de España?

0 0
Read Time:10 Minute, 35 Second

Carlos Aurelio Caldito Aunión

La mayoría de los medios de información y creadores de opinión, tanto de España como del resto de los países occidentales, atribuyen las sucesivas invasiones que se produjeron en Ceuta y Melilla, a mediados del pasado mes de mayo, que acabaron siendo multitudinarias durante el 17 de mayo y siguientes, a la entrada en territorio español del dirigente del Frente Polisario, Braim Ghali, con la intención de ser curado del cobid19 en un hospital de Logroño.

Pero, la realidad es muy diferente, Marruecos lleva realizando acciones hostiles contra España desde hace ya mucho tiempo, años, lustros, décadas, desde la llamada «marcha verde», en la que los marroquíes invadieron la provincia española del Sahara Occidental, por orden del entonces rey de Marruecos, Hassán II que, tenía la pretensión de crear «el Gran Marruecos» y que, obviamente implicaba la anexión del entonces Sahara Español.

Los marroquíes invadieron la provincia española del Sahara, aprovechando la debilidad del régimen político de entonces, pues, el General Franco, por aquellas fechas estaba hospitalizado y moribundo… Por supuesto, cuando la invasión se produjo, contó con el permiso de los EEUU y el apoyo de Francia, la potencia entonces hegemónica en el norte de África.

Geoestrategia en el Magreb

Aunque el régimen marroquí, de vez en cuando hable de sus deseos de apropiarse de Ceuta y Melilla, su verdadero objetivo es anexionarse el territorio de la antigua provincia española del Sahara. Como nada es casual, y todo tiene un por qué, hay razones de mucho peso en las pretensiones de Marruecos respecto del Sahara Occidental.

Una de las razones son los recursos naturales del suelo saharaui: hablamos de los fosfatos, también están las reservas petrolíferas situadas entre las Islas Canarias y la costa sahariana… y por supuesto, el riquísimo banco de pesca. Otro factor importantísimo son los minerales de telurio y cobalto cercanos a la Isla de Hierro, motivo por el cual Marruecos tiene un interés especial en aumentar las dimensiones de sus aguas territoriales…

Indudablemente, otra cuestión de enorme peso es la estratégica: si Marruecos se adueña definitivamente del antiguo Sahara Español, aumentaría enormemente su territorio, se consolidaría como una potencia africana mediana, o algo más que mediana, con un gran peso geoestratégico, aumentaría su capacidad de influencia, y sería un protagonista importante en el mantenimiento de la «estabilidad y la seguridad» en la región, siempre, claro, con el apoyo de los EEUU… Marruecos adquiriría una situación más favorable (estratégicamente hablando) e impediría la salida de Argelia al Oceano Atlántico. Argelia que es percibida, al igual que España, por el Reino Alauita como su principal rival y enemigo.

El antiguo Sahara Español forma parte de la lista, elaborada por la ONU en 1963, de 17 territorios cuyos habitantes no poseen un «estado» y obvimente carecen de gobierno. Son multiples las resoluciones de la ONU en las que se menciona que, el Sahara Occidental está pendiente de descolonización.

Fue en 1991 cuando la Organización de las Naciones Unidas decidió crear la «Misión de las Naciones Unidas para el Referendum del Sahara Occidental», abrevidamente MINURSO, con la intención de pacificar el territorio y supervisar la celebración de un referendo en el que, se plantearía el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, basándose en el censo realizado por España en 1974… Tras dieciseís años de guerra, el Frente Polisario firmó la paz con Marruecos en 1991. Desde entonces, Marruecos ha llevado a cabo todas las acciones que ha podido, para impedir que la consulta al pueblo saharaui se lleve a cabo. Al mismo tiempo, ha recurrido a la «diplomacia» para vender al mayor número de países que le ha sido posible, y especialmente a los que mayor capacidad tienen de decisión a escala mundial, su «derecho histórico» a ocupar el Sahara Occidental… ¡Es importante señalar que el Sahara Occidental nunca, nunca, ha pertenecido al Reino de Marruecos!

Tampoco hemos de olvidar que, paralelamente a todo cuanto venimos narrando, Marruecos ha presionado al Reino de España, al que percibe (con razón) como una nación débil, mediante acciones de sobra conocidas, para que nuestro país acabe reconociendo la soberanía del Reino Alauita sobre el Sahara Occidental.

Marruecos sabe sobradamente que, la posibilidad, a medio plazo, de apropiarse de Ceuta y Melilla es un imposible, ambas ciudades son de facto fronteras de la Unión Europea, motivo por el cual Marruecos recibe una ingente cantidad de dinero de Europa.

Marruecos, después de estar fuera de la Unión Africana durante años, ha regresado en 2017 (se marchó en 1963), y cuenta con el apoyo de 39 de los 54 países que la integran. Evidentemente, el regreso de Marruecos a la UA, ha sido un serio revés, una derrota para la República Árabe Saharaui Democrática y su representante, el Frente Polisario. Desde que Marruecos retornó a la UA, el único organismo internacional que reconoce de facto el derecho a la independencia del pueblo saharaui, el estatus internacional del Polisario ha variado enormemente, e incluso no desecha que la UA acabe invitano a los Saharauis a marcharse… Tiempo al tiempo.

Marruecos: Estados Unidos en el Magreb y su importancia para España –  Artículo30

Por otro lado, Marruecos posee una relación privilegiada con los EEUU, desde hace décadas. Marruecos les compra armas a los norteamericanos, les ha cedido parte de su territorio para que instalen bases militares (la de Tan Tan, por ejemplo)… la relación es tan especial que, los EEUU han acabado reconociendo que el Sahara Occidental es marroquí (violando las resoluciones de la ONU y el derecho internacional), a cambio de que el Reino Alauita reconociera a Israel y restableciera relaciones diplomáticas con el estado hebreo.

La percepción de Marruecos de que, el Reino de España es una nación débil, lo demuestran sus constantes acciones de hotigamiento, de desprecios hacia el presidente del Gobierno de España, de continuos desplantes, provocaciones, tales como el cierre de las fronteras de Ceuta y Melilla, para asfixiar económicamente a ambas ciudades, fomentar la emigración masiva a las Islas Canarias, enviando a miles de marroquíes en pateras… ampliara sus aguas territoriales hasta el mismo archipiélago canario… y lo penúltimo, la invasión de Ceuta con miles de marroquíes (más de 10.000 emigrantes ilegales, algunos de los cuales aún permanecen deambulando por doquier en Ceuta, sembrando algo más que temor en los ceutíes), a mediados del último mes de mayo. Tampoco se puede olvidar la continua permisividad y complicidad de las autoridades marroquíes en la sistemática entrada de subsaharianos o de magrabíes, tanto en Ceuta como en Melilla, a pesar de las enormes cantidades de dinero que los diversos gobiernos que se han sucedido en España le hacen llegar al Reino de Marrueco, o los expléndidos regalos en forma de material bélico diverso…

¡Craso error en el que caen los gobiernos de España, pensando que así van a calmar al principal enemigo de España!

Y mientras todo esto sucede, los diversos gobiernos españoles que, se van sucediendo a lo largo de los años, silban y se hacen el «Don Tancredo» y no emprenden acciones de clase alguna, ni respecto del hostigamiento y chantaje permanente a los que nos somete Marruecos, de forma ininterrumpida, ni tampoco respecto al asunto del Sahara… Evidentemente, la postura de España, a lo único que conduce es a que, el Reino de Marruecos se envalentone más y más cada día, y aplique aquello que decía en «El arte de la guerra» un tal Sun Tzu: golpea con dureza a tu enemigo cuando percibas que está débil.

Otro factor nada desdeñable, enormemente determinante es que, desde que en España gobierna la coalición de socialistas y comunistas (apoyada por separatistas y etarras), los EEUU han optado claramente, sin tapujos, por el aliado que perciben como más estable y sólido, y el que les ofrece mayores cotas de seguridad desde el punto de vista geoestratégico, en unas zonas tan relevante como el norte de África y el estrecho de Gibraltar; pues, se sale de ojo que la tropa de irresponsables que malgobierna en España no les ofrece confianza de ninguna clase, sólo incertidumbre, y más si añadimos que el gobierno social-comunista depende y está siendo constantemente chantajeado por grupos políticos cuyo objetivo es destruir la Nación Española, atentan constantemente contra la estabilidad de propio estado, y de paso se convierten en un serio peligro para la OTAN, de la cual, no se olvide, forma parte España.

Prueba inequívoca de que los EEUU han tomado partido, claramente, por Marruecos, en detrimento de España es que, en el pasado mes de junio, se llevaron a cabo unos ejercicios militares, con el nombre de African Lion 21, en territorio saharaui, en los que participaron varios países europeos, además de los norteamericanos y los marroquíes, a los que no fue invitada España. Por supuesto, además de un respaldo claro y rotundo al Reino Alauita (estando en guerra abierta con el Frente Polisario en territorio saharaui desde noviembre de 2020) es, también un rotundo desprecio hacia España que, hasta ahora estaba considerada como aliada de los EEUU… El perjuicio, el deterioro que está causando el gobierno social-comunista a nuestras relaciones con EEUU que, debería tratar con mimo, es absolutamente increíble… Y, a estas alturas aún hay quienes se extrañan de que el actual presidente estadounidense no quiera ver ni en pintura a Pedro Sánchez.

En VOZ IBÉRICA hemos afirmado en múltiples ocasiones que, Marruecos no es amigo de España, es su principal enemigo (como nosotros somos el enemigo a batir para los marroquíes). También hemos afirmado en VOZ IBÉRICA, y seguiremos haciéndolo que, España y los españoles poseemos una grandísima responsabilidad en el asunto del Sáhara, que tenemos una grandísima deuda histórica con quienes hasta hace muy poco (unas pocas décadas) eran nuestros compatriotas.

Desde VOZ IBÉRICA seguiremos recordando, refrescándoles la memoria a quienes desean olvidar que España no ha llevado a cabo la descolonización que se comprometió a hacer y que, nunca debió de haber dejado a nuestros hermanos saharauis ante los tanques marroquíes,… no podemos permitir que semejante injusticia caiga en el olvido, no podemos permitir que los saharauis sigan padeciendo el desprecio, el saqueo y el expolio, y permanecer de brazos cruzados, no podemos permitir que el pueblo saharaui desaparezca y se acabe produciendo un completo genocidio.

Y, una vez más nos vemos obligados a reiterar que, el Sáhara Occidental (aunque muchos españoles lo ignoren), es un país árabe muy particular, de habla española, muy europeizado, escasamente islamizado, que podría ser una bisagra entre el mundo hispánico y el mundo árabe, pues, aunque parezca lo contrario España no posee apenas, o casi nada, interlocutores en el mundo árabe. Pero, claro, para que esto se haga realidad la República Árabe Saharaui debería ser libre e independiente… Ese es el motivo de que el Frente Polisario haya vuelto nuevamente, a finales de 2020 a la lucha armada.

Los marroquíes que saltan las fronteras de Ceuta y Melilla solo son arietes, puntas de lanza, pretextos, escudos humanos que permiten a Marruecos avanzar. Aunque algunos de ellos sean personas que pretenden vivir mejor.

Sin duda alguna, ha llegado el momento en que es imprescindible que el reino de España empiece a reconsiderar sus alianzas, su política exterior, deje de hacerle regalos al reino de Marruecos (con la vana esperanza de calmar sus ansias de expansionismo y su ira) y comience a aplicar aquello de “el enemigo de mi enemigo es mi amigo” y, dado que el principal enemigo del reino de Marruecos, en la actualidad es el Frente Polisario; que España pase a apoyar a los saharauis más allá de traer a nuestro país a pasar las vacaciones, a sus niños y jóvenes y apartarlos temporalmente de los campamentos de refugiados en la frontera con Argelia… y que en adelante los saharauis pasen a ser los nuevos destinatarios de los regalos que ahora recibe el reino de Marruecos.

Pero, más todavía, España necesita que la República Árabe Saharaui sea un estado creíble, sólido, independiente, para que el Norte de África recupere la estabilidad y el equilibrio de los que actualmente carece, un estado que sirva de contención al yihadismo, al avance del terrorismo islámico. Para ello, el gobierno de España debería plantear con urgencia en los foros internacionales, tales como la ONU, que se reanuden las negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario, para que se produzca un alto el fuego inminente, y se retome la descolonización plena, para lo cual es imprescindible que los saharauis deciden mediante referendum el futuro estatus del territorio.

Y, otra cuestión imprescindible: las autoridades españolas deberían emprender una campaña nacional e internacional, de información, en la que se hable con claridad de las diversas resoluciones de la ONU acerca del Sahara Occidental, de los compromisos internacionales adquiridos por Marruecos (y sistemáticamente incumplidos y boicoteados), así como de la responsabilidad del pueblo español con el pueblo saharaui.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *